5 consejos sobre el dinero que no debes seguir

Está muy bien escuchar consejo de las personas, pero también debemos tener muy en cuenta de quién es que vienen dichos consejos. Algunos te darán sus consejos por lo que creen que está bien según su propia forma de ver las cosas, otros te darán su consejo desde las experiencias que vivieron y otros por lo que han leído o aprendido a través de los años.

Lo cierto es que existen 5 consejos sobre el dinero que no debes seguir sin importar de quien vengan puesto que muchos expertos en el tema del manejo del dinero e inteligencia financiera no recomiendan seguirlos, especialmente porque desde el punto de vista práctico, no tiene ningún sentido hacerlo y pueden terminar siendo más perjudiciales que benéficos.

Te compartimos cuáles son esos 5 consejos sobre el dinero que no debes seguir sin importar de quien vengan:

Consejo #1: ahorrar mucho.

Es uno de los consejos que más escuchamos de nuestros padres y abuelos especialmente. Lo cierto es que ahorrar el dinero no es práctico, de hecho, el dinero pierde valor al guardarlo y mucho más si lo metemos en productos como CDT y demás donde el dinero gana muy pocos intereses con relación al valor que pierde.

Existe un dicho que dice que al dinero hay que moverlo para que genere más dinero. Estando quieto, guardado o ahorrado, el dinero no va a producir el suficiente dinero. Conozca nuevas formas de invertir su dinero incluso si este no le producirá dinero de inmediato si no a mediano y largo plazo. Es mejor que tenerlo en una cuenta, debajo del colchón o en un CDT por ejemplo (Ver Alternativas de Inversión Más Rentables Que en CDT).

Entre las opciones para mover su dinero están el trading, venta de productos por internet, franquicias y muchas otras formas de hacer dinero desde casa con bajas o medianas inversiones.

Consejo #2: Comprar casa y carro.

Es otro de los consejos que escuchamos de las personas mayores. En realidad, comprar casa y carro no es mala idea, siempre y cuando usted defina para qué lo va a hacer. Si es para vivir y darse el gusto de poder movilizarse en su propio vehículo, es un muy mal consejo y peor idea porque estos son considerados pasivos (Ver Diferencias entre los activos y los pasivos) por los expertos en finanzas personales, es decir, objetos que no hacen sino sacarle dinero de su bolsillo una vez adquiridos.

Sin embargo, si adquiere casa o carro con el objetivo de ponerlos a producir dinero, es una buena idea. En el caso de los inmuebles, tiene la posibilidad de comprar apartamentos en obra negra a muy bajo precio y luego venderlos con altas rentabilidades al cabo de uno o dos años, pero requiere que tenga un músculo financiero importante. También puede comprar casas o apartamentos en remate a muy bajo costo, remodelarlos y luego venderlos a un precio mayor.

En el caso de los vehículos, puede adquirir un vehículo para que preste un servicio de transporte ya sea de pasajeros o de carga que diariamente, semanalmente o mensualmente le genere unos ingresos. Pero debe tener cuidado el negocio en que lo vaya a utilizar pues los vehículos se desgastan mucho y requieren de constante mantenimiento.

Consejo #3: Darse muchos gustos.

Sucede con mucha frecuencia que muchos padres malcrían a sus hijos dándoles todo lo que a ellos les hubiera gustado tener o lo que les hubiera gustado que sus padres les hubieran dado. Esto genera en sus hijos la mala concepción de que necesitan lo mejor y lo más caro y que no importa lo que quieran, deben tenerlo, incluso si no es más que un lujo o un simple gusto. Esto hará que los hijos terminen endeudándose de más para satisfacer esa necesidad y arruinando su futuro financiero.

Darse gustos está muy bien, pero se debe ser moderado al hacerlo. No deben ser gustos que financieramente arruinen o comprometan su futuro, pero si son necesarios porque como dice el dicho: “Una vez uno prueba lo bueno, no quiere dejar de probarlo.” Dese el gusto de comer en un buen restaurante una vez al mes, de viajar alguna vez en primera clase, de pagarse una boleta VIP para un concierto.

Todo esto le motivará a querer volver a vivir la experiencia y de este modo buscará la forma de generar ingresos que le patrocinen dichos gustos más adelante y con más frecuencia.

Consejo #4: Gastar lo mínimo.

Existe un concepto entre los expertos de las finanzas personales conocido como la “falsa economía”. Hay personas que limitan muchísimo sus gastos y las ves viviendo con mínimas cosas y lujos. Sin embargo, analizando de fondo sus finanzas notamos que tanto ahorro no se ve reflejado en la cantidad de dinero que tienen mes a mes o año a año.

A esto se le llama la “falsa economía” que consiste en que reduzco mis gastos en algunas cosas, pero para gastarlo en otras quizás menos importantes o innecesarias. Por ejemplo, hay personas que no compran casi ropa y cuando la compran siempre adquieren la más barata y muy poca cantidad, esto para poder tener dinero para gastar, por ejemplo, en loterías, apuestas, casinos o incluso gustos intrascendentes.

No significa que gastar lo mínimo esté mal, siempre y cuando esto tenga un objetivo claro, ojalá, invertir ese dinero que se economiza en formas inteligentes de hacer más dinero con ese dinero.

Consejo #5: Ser muy generosos.

Una de las mejores formas de agradecer las cosas buenas que nos llegan es compartirlas con otros, especialmente cuando del dinero se trata. Pero no podemos llegar al extremo de dar todo o la gran cantidad de dinero que nos llega porque de esta manera es como si le estuviéramos mandando el mensaje al universo de que lo que nos llega nos estorba.

Si tenemos la posibilidad de disfrutar del dinero que nos llega, hagámoslo, pero también usemos ese dinero para ayudar a otros. Le recomendamos donar en alguna fundación o fundaciones que ayuden tanto a personas como a animales.

Los expertos financieros recomiendan apartar el 10 % de sus ingresos mensuales a la caridad pues esta práctica le ayudará a sentirse mucha más satisfacción que las cosas que pueda comprar o disfrutar con el dinero, pero recuerde, no lo lleve al extremo. La vida quiere que usted disfrute ese dinero, por eso hágalo.

Foto: NoHoDamon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *