6 consejos para asistir a una entrevista de trabajo

Si hay algo que puede resultar realmente aterrador es comenzar a enfrentarse al mundo laboral porque no se comparan en nada en lo que vivimos en la universidad. Son dos mundos totalmente distintos en el que poco a poco deberemos aprender a desenvolvernos y el primer paso para lograr esto es comenzar a ganar experiencia laboral.

Sin embargo, es muy difícil lograr experiencia laboral, especialmente cuando acabas de prepararte y nunca has tenido un trabajo formal en lo que estudiaste. Pero esto no significa que sea imposible y mucho menos se tienes en cuenta estos 6 consejos para asistir a una entrevista de trabajo. Además, si ya has asistido a varias entrevistas de trabajo y no has tenido éxito, quizás aplicar alguno de estos consejos te ayudará a ser contratado en la próxima.

1. ¿Cómo vestirse para una entrevista de trabajo?

Todo entra por los ojos y en una entrevista de trabajo la primera impresión cuenta y mucho. Lo primero a tener en cuenta es que el vestuario debe ser acorde a la empresa y al puesto al que aspira.

Para esto, lo más recomendado es investigar el tipo de empresa a la que se presentará para saber cuál es el mejor vestuario a usar. Además, la ropa debe verse limpia y bien arreglada (sin arrugas, motas y de más) pues esto no solo habla bien de usted sino de la importancia que tiene para usted el haberse presentado a dicha empresa.

En el caso de los hombres, si la entrevista es formal y se le solicita asistir mínimo con corbata, no se quede allí. Lo ideal es acompañarse también con un traje de saco y corbata. Asegúrese que el traje le quede bien pues muy grande o muy ajustado da una mala impresión.

Otras recomendaciones son no usar mucha loción o perfume y evitar que estas tengan olores penetrantes. Mientras más suave el olor, mucho mejor. Asegúrese de realizarse un manicure antes de la entrevista pues esto también es visto por muchos entrevistadores y evite el exceso en el uso de gel o cera. Procure que su peinado no sea muy llamativo y en lo posible, evite ir a la entrevista con un peinado en el que su cabello esté de puntas.

En el caso de las mujeres se debe evitar el uso de accesorios ostentosos o llamativos, especialmente en el color y tamaño de la cartera así como el tamaño de los aretes, pulseras, cadenas, etc. El uso del tacón está recomendado, pero no exagerar en su altura. Los aretes deben ser algo pequeños y el vestido debe ser en color sólido oscuro.

En cuanto a la parte superior, evite que la blusa sea escotada y trate que combine muy bien con el resto del vestido. Si va a usar falda, que esta no sea por encima de la rodilla y se recomienda el uso de medias veladas acordes al vestido. El cabello puede ser recogido o suelto, pero evite peinados muy extravagantes o muy trabajados. También use una cantidad mesurada de maquillaje que tampoco sea muy llamativo. Recuerde que es una entrevista de trabajo, no un concurso de belleza.

2. Hora de llegada

Siempre llegue al menos 20 minutos antes de la hora de la entrevista de trabajo. Le permitirá acostumbrarse al ambiente, se podrá refrescar y calmarse un poco. Además, la puntualidad es algo que se tiene muy en cuenta en estas entrevistas de trabajo.

3. Documentos

No se confíe en que porque ya envió su hoja de vida por correo electrónico y lo llamaron, no necesita volverla a llevar. A veces quien hace la entrevista no es la misma persona que lo seleccionó para la misma. Por eso siempre lleve su hoja de vida y un portafolio de trabajos si su carrera lo demanda pues podrá serle de mucha ayuda.

4. Trate de tener una conversación

Aunque sea una entrevista de trabajo, recuerde que no es un interrogatorio. No se limite solamente a responder lo que le pregunten. Trate de entablar una conversación con el entrevistador o entrevistadora, pero tampoco sin hacerle perder tiempo. Esto es algo que se debe practicar, pero de lograrlo, le puede dar muchos puntos pues hay puestos de trabajo demandan habilidades comunicativas.

 

5. Cuide sus posturas y gestos

Mirar a los ojos es importante cuando responda. Muestre interés en lo que le preguntan al tiempo que mira a los ojos, en especial el ojo del lado derecho. Estudios han encontrado que las personas se sienten más amenazadas cuando las miran al ojo del lado izquierdo donde se encuentra ligeramente ubicado su corazón.

No muestre tensión en sus manos, es decir, dedos entrecruzados o movimientos repetitivos no solo en sus manos sino también en sus pies o piernas. Evite entrecruzar los brazos pues esto es señal de protección, es decir, se siente amenazado o no le interesa lo que el otro está expresando. Evite también posturas encogidas de hombros o espalda doblada. No olvide sonreír que no sobra y evite al máximo el contacto físico. Limítelo al saludo.

6. Nunca mienta

La honestidad es algo fundamental para muchas empresas y por eso usted no debe intentar quedar bien o hacerle creer al entrevistador o entrevistadora que está en presencial del mejor empleado o empleada del mundo. Sea honesto a la hora de expresarse, siempre mirando a los ojos, pero también cuide el tono y la forma en que se expresa. Hay muchas formas de expresar lo que uno piensa y siente. Escoja la que más le convenga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *