Banco de la República mantiene la tasa de interés en 4.5%

El Banco de la República decidió dejar inalteradas la tasa de interés por tercer mes consecutivo en 2011 debido a la situación actual y el panorama económico mundial, sin embargo, no descartó un aumento a finales de este año. La tasa de interés entonces se mantiene en 4.5% con la posibilidad de que aumente a 5% a finales de año.

El gerente general del emisor, José Darío Uribe,  afirmó que debido a los riesgos financieros y económicos en el mundo, la Junta Directiva del Banco de la República consideró prudente mantener la tasa de interés inalterada. Sobre el posible aumento en el futuro de la tasa de interés, Uribe afirmó que esto dependerá de la coyuntura internacional, del dinamismo interno y del impacto que la situación internacional pueda tener en nuestra economía.

Según el Banco de la República, esta decisión se tomó teniendo en cuenta los siguientes factores: 

  • En Europa se anunciaron medidas dirigidas a solucionar el problema de la deuda pública, el cual ha venido debilitando su actividad económica. El dato de crecimiento de Estados Unidos en el tercer trimestre publicado recientemente fue mejor al esperado. Sin embargo, aún es temprano para establecer si la confianza de los agentes se recupera y la actividad económica detiene pronto su deterioro.
  • En algunas de las economías más grandes de Asia y América Latina se observa una desaceleración en su crecimiento. Los precios internacionales de los productos básicos permanecen en niveles altos y estimulan el ingreso nacional de los países productores.
  • En Colombia, la nueva información disponible continúa reflejando una demanda interna muy dinámica, impulsada tanto por el consumo privado como por la inversión. Si la confianza y los precios internacionales de los principales productos de exportación continúan en niveles altos, sería de esperar que el fuerte dinamismo en la demanda se prolongue hacia los próximos trimestres y genere presiones de capacidad.
  • El crecimiento anual del crédito bancario se estabilizó en una tasa elevada. La cartera más dinámica es la de consumo, con aumentos superiores en casi tres veces al crecimiento del PIB nominal estimado para 2011. Los índices de precios de la vivienda nueva y usada alcanzaron los máximos registros de las series. El fuerte dinamismo de estos indicadores financieros, que usualmente se identifica con excesos de demanda y riesgo de desbalances, puede estar explicado en parte por tasas de interés reales que aún se encuentran en niveles bajos.
  • Los pronósticos de corto plazo indican que la inflación se situará por encima del punto medio del rango meta al finalizar 2011. Estos reflejan el alza transitoria en los precios de los alimentos. Las medidas de inflación básica y las expectativas de inflación repuntaron de nuevo, pero se mantienen dentro del rango meta de inflación.

Tomado de la Sala de Prensa del  Banco de la República

Fuentes: El Colombiano, Banco de la República

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *