¿Cómo escoger un buen curso de trading?

El trading es una actividad que cada vez gana más adeptos pues se están derrumbando todos aquellos mitos que estaban haciendo a la gente dudar sobre si realmente era una actividad rentable o más una actividad de esas que promocionan como una excelente forma de hacer dinero con el mínimo esfuerzo, pero que al final resulta ser lo mismo de siempre.

La actividad del trading funciona como cualquier otro negocio usted quiera emprender. Requiere de una inversión inicial que generalmente tiene que ver con una cuenta con la que usted puede realizar las operaciones, pero más importante aún, también con una formación que le recomendamos realizar antes de ponerse a hacer trading por su propia cuenta por más sencillo o fácil que le hayan dicho o le parezca que es esta actividad.

Ventajas del trading con respecto a otros negocios

  • Inversión inicial baja: solo debe invertir el dinero del curso de formación pues actualmente muchas personas están aplicando a fondos de inversión para abrir sus cuentas reales, por lo que no arriesgan su propio dinero para invertir. Tampoco debe invertir en un local, trabajadores, materias primas, etc.
  • Requiere mucho menos recursos: para hacer trading usted solamente requiere de una computadora y de una conexión a internet, por lo que lo puede hacer desde su propia casa.
  • Requiere menos tiempo: los traders profesionales y con buena experiencia invierten alrededor de una o máximo dos horas por las mañanas al trading, generando ingresos muy superiores a los que cualquier negocio tradicional podría generar en un día.
  • Pérdidas controladas y anticipadas: seguro habrás escuchado de alguien que perdió todo su dinero con el trading, pero hay que preguntarse si tenía un plan de trading para evitar o al menos reducir sus pérdidas. En el trading, sabes de antemano cuánto puedes perder diario, semanal, mensual o anual y si te apegas a tu plan de trading, no perderás más que eso. Si alguien perdió todo, era porque no tenía plan de trading o no lo cumplió a cabalidad.
  • Ganancias ilimitadas: cada trader decide cuánto quiere ganar. Algunos fijan cantidades exactas, otros simplemente dejan que el precio del activo se mueva cuanto tiempo sea siempre y cuando le siga generando ingresos. Un trader puede mantener abierta una operación por meses y generarle cientos de miles de dólares en ganancias.

A pesar de que el trading a primera vista parece una actividad muy atractiva y aunque muchos traders lo hagan ver como algo realmente sencillo, requiere de muchas horas de práctica y dedicación pues de entrada no se ven los resultados que obtienen muchos otros traders con años de experiencia en el mercado y eso debe tenerlo claro.

Si usted piensa que tras hacer un curso de trading usted va a generar diariamente $500 o $1.000 o que un curso de trading le dará la fórmula mágica para generar altas sumas de dinero en poco tiempo, lastimosamente usted se ha dejado contaminar de un mal enfoque sobre el trading. Es una profesión como cualquier otra que se debe tomar con mucha seriedad y, como cualquier otro negocio, requiere planeación y preparación para que salga bien.

La mejor forma de hacer del trading una actividad de la que usted pueda vivir invirtiendo mínimas cantidades de tiempo y dinero ajeno (repetimos que actualmente muchos fondos de inversión le abren a usted una cuenta para que opere con el dinero de ellos y no arriesgue el suyo) es haciendo un curso de trading, pero como sucede con muchas cosas en la vida, queda preguntarnos ¿cómo escoger un buen curso de trading sobre todo si no tengo experiencia?

A continuación le damos algunas luces para que escoja la mejor opción posible:

1. Tiempo formando

Si bien algunos traders ven en la formación una forma de generarse ingresos extras, hay que tener claro que aunque hayan sido buenos traders, no significa que estén en capacidad de enseñar a otros a serlo. La formación es algo muy distinto que requiere experiencia. Pregunte siempre por el tiempo que llevan formando traders.

2. Redes sociales

Siga todas sus redes sociales, mire quienes los siguen y a quienes siguen y, especialmente en Facebook, revise las opiniones de las personas que los siguen. No se desanime porque vio un par de comentarios negativos, pero tampoco crea que es la mejor opción por un par de comentarios positivos. Si no permite las opiniones de sus seguidores en su perfil de Facebook, mejor busque otras opciones.

3. Opiniones alumnos

Un curso de trading será tan bueno dependiendo de la opinión de sus alumnos. Si sus propios formadores dicen que son el mejor curso de trading, muestran sus propios resultados, pero usted no ve casi o ve nulas opiniones de sus alumnos, no se confíe. La mejor publicidad de un curso de trading la darán sus propios alumnos y si el curso que usted vio no tiene, mejor busque otra opción. De hecho, trate de hablar con los alumnos que ya hayan finalizado el curso y pida sus opiniones.

4. Resultados de sus alumnos

Puede que el curso haya sido muy bueno a opinión de los alumnos, ¿pero cómo son sus resultados? Un curso de trading lo puede dictar cualquiera, incluso si no es un trader exitoso, pero ¿son esas personas capaces de formar traders exitosos? Si publican los resultados de sus alumnos, tanto buenos como malos, es una empresa en la que puede confiar porque es transparente. Una empresa que solo muestra resultados positivos es una empresa de la que debe dudar porque, como cualquier negocio, tiene días buenos y días malos. Es imposible que un trader tenga todos los días buenos.

5. Estilo de vida de los formadores

¿Cómo viven los formadores? ¿Le da la impresión a usted de que viven como personas que logran buenas cantidades de dinero diariamente? ¿Cómo visten? ¿A dónde viajan? ¿Qué lugares visitan? No solamente siga a la empresa que ofrece el curso en sus redes sociales, siga a sus formadores y fíjese en su estilo de vida.

6. ¿Quiénes son sus formadores?

Trate de hablar con los formadores del curso de persona a persona. Tenga claro quiénes son, sígalos en sus redes sociales y trate de conversar con ellos. Conozca su experiencia, lo que dicen de ellos en internet y eso le dará una buena idea de si la persona que lo formará si es alguien idóneo para hacerlo.

7. Enfoque del trading

Si le ofrecen una actividad que le va a hacer rico en poco tiempo, si le dicen que el trading es muy fácil, si le ofrecen que esta actividad le dará el estilo de vida que usted siempre ha querido, si le dicen que usted podrá dejar su trabajo a los dos meses, si le prometen ganancias o resultados con cantidades exactas, le recomiendo pasar de largo.

8. ¿Qué te ofrecen?

Mucha atención a qué es lo que te ofrecen además del curso. ¿Te ofrecen herramientas, te ofrecen canales de comunicación continuos, te ofrecen libros, videos, asesorías personalizadas? Muchos cursos solo ofrecen la formación y se olvidan totalmente de las personas a quienes formaron. No le recomendamos estos cursos porque hacer un curso no basta para ser buen traer. De hecho, el siguiente punto es la clave para poder ser un buen trader tras un curso.

9. Acompañamiento

Fíjese muy bien al seguimiento que le hacen a usted para ayudarle a ser buen trader pues el seguimiento es fundamental para pulir aquellas cosas que no le permitirán a usted ser rentable con esta actividad. El seguimiento o acompañamiento que le brinden los formadores le ayudará a corregir esos defectos, errores y demás que no le permitirán ganar dinero con el trading. Este acompañamiento debe ser de meses, no solo durante, sino ojalá después de haber finalizado el curso.

Le recomendamos hacer cursos que le ofrezcan un acompañamiento de meses (hay cursos que ofrecen acompañamiento de por vida) tras haber terminado su formación porque si fuera cuestión de invertir tres días o tres meses en un curso y ya uno sería un excelente trader, todos serían traders.

10. Método de formación

La forma en que le formen también es importante. Esto va de la mano con el enfoque de trading que tenga la empresa que ofrece el curso. Personalmente recomendamos los cursos virtuales, pero con clases en vivo pues permiten resolver dudas en el momento y además el trader puede compartir conceptos actualizados y reales sobre un tema en específico que se trate.

Los cursos pregrabados pueden ser prácticos para quien los ofrece, pero no siempre es la mejor metodología de enseñanza. Claro que todo depende de lo que se vaya a enseñar. Por ejemplo, un video pregrabado de cómo instalar una plataforma para ver gráficos está muy bien, pero una forma de interpretar la información que ofrece una herramienta de análisis técnico quizás sea mucho mejor en vivo.

El último consejo es que no se decante de inmediato por la primera opción que le convenza. Revise al menos 4 o 5 opciones de cursos, haga investigación, pregunte a sus alumnos y ex alumnos e incluso cuando se decida por una, espere al menos uno o dos meses más antes de invertir su dinero en dicho curso y siga investigando y observando.

Una mala experiencia con un curso le puede hacer pensar que el trading es un fraude y nada más alejado de la realidad. El problema es que no todo buen trader está en capacidad de hacer de otros unos buenos traders por más que crea que con sus buenos resultados o enseñando su método es suficiente.

Ah, y si se hace la pregunta: ¿para qué ofrecer cursos de trading si supuestamente les va tan bien con esta actividad? La respuesta es muy sencilla: ingresos extra. ¿A quién no le gustaría tener dos fuentes de ingreso en vez de una?

Además, no hay nada de malo en sacarle provecho económico a lo que sabemos hacer o los conocimientos que tenemos. Algunos sacan provecho ejerciendo, otros enseñando lo que saben y otros lo hacen de ambas formas.

Fotos: Lars Plougmann, Negative Spaceenergepic.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *