¿Qué es el cuatro por mil?

El cuatro por mil (4 x mil) o más técnicamente conocido como el Gravamen a los Movimientos Financieros (GMF) es un impuesto creado durante la administración del ex Presidente Pastrana el cual, como su nombre lo indica, grava las transacciones financieras realizadas por los usuarios del sistema financiero.

En un principio, el cuatro por mil había sido creado como un impuesto transitorio de modo que se pudiera fortalecer el sistema financiero colombiano en una época de crisis en el país. Primero, nació como un impuesto de dos por mil, luego el ex Presidente Uribe lo subió al tres por mil y a partir del 2007 quedó fijo en cuatro por mil.

El cobro de este impuesto es muy sencillo: hay una serie de operaciones financieras a las cuales se les cobrará este impuesto. Cuando se realicen estas operaciones, se cobrarán cuatro pesos por cada mil pesos de los que conste la operación. Es decir, si la operación que usted va a realizar es por $100.000 pesos, se le descuenta automáticamente $4.000 pesos.

¿Qué operaciones están gravadas con el cuatro por mil?

Las siguientes son las operaciones gravadas por el cuatro por mil:

  • Cesión de recursos a cualquier título.
  • El retiro del cheque y el pago del mismo en las cuentas de ahorro.
  • La expedición de cheques de gerencia con cargo a una cuenta corriente o de ahorros del usuario.
  • La expedición de cheques de gerencia.
  • Los débitos efectuados sobre los depósitos acreditados como saldos positivos de tarjetas de crédito.
  • Los movimientos contables en los que se configure el pago de obligaciones o el traslado de bienes, recursos o de derechos a cualquier título.
  • Los pagos o transferencias efectuados a terceros a través de notas débito manejados por cuentas contables o de otro género diferentes a las cuentas corrientes, de ahorro o de depósito.
  • Notas débito.
  • Retiro con tarjeta débito.
  • Retiro de recursos por parte del beneficiario o fideicomitente sobre carteras colectivas.
  • Retiro en efectivo.
  • Retiro mediante cheque.
  • Retiro mediante talonario.
  • Retiro o pago en puntos de pago.
  • Retiro por cajero electrónico.
  • Traslado de fondos a cualquier título.
  • Traslado o cesión de recursos entre diferentes copropietarios sobre carteras colectivas. 

¿Cuándo no se paga el cuatro por mil?

Por ley, usted tiene la posibilidad de marcar una cuenta de ahorro para evitar que en esta le cobren el impuesto del cuatro por mil. Tenga en cuenta que hay dos condiciones para que pueda aprovechar este beneficio:

  • Sólo puede marcar una cuenta.
  • Dicha cuenta no puede superar en retiros mensuales la suma de $9.117.000 pesos.

Para beneficiarse, debe informar al banco de su intención de que no se le cobre el impuesto en su cuenta.

Este impuesto se irá desmontando gradualmente, desapareciendo de manera definitiva en el 2018. En los siguientes años continuará cobrándose de la siguiente manera:

  • Entre 2014 y 2015: dos por mil
  • Entre 2016 y 2017: uno por mil
  • 2018: cero por mil

Fuentes: Portafolio, Caracol
Foto: thinkpanama

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *