¿Qué tan buen negocio es comprar casa y carro?

El sueño de muchas personas es poder tener su casa propia y poder disfrutar de su carro propio. Es en realidad un sueño heredado de padres y abuelos quienes veían en estos unos objetivos de vida y que en otras épocas quizás podían darle a las personas estabilidad, tranquilidad e incluso estatus social cuando las obtenían.

Los tiempos cambian y también las prioridades de las personas. Lo que en aquella época podía ser la mejor inversión de la vida, hoy día puede convertirse en una carga pesada que podría terminar por arruinar financieramente sus vidas o incluso privarlos de poder disfrutar de otros aspectos de ella. Al menos esto es lo que piensa la generación de los Millennials con respecto a comprar casa y carro.

Según algunos expertos en finanzas personales y manejo del dinero, no es que comprar casa y carro de por sí sea un mal negocio, sino que hay que ver las condiciones, el objetivo o el momento de su vida en que usted decide hacerlo. Por eso le hacemos algunas recomendaciones para comprar casa y carro de manera inteligente:

¿Comprar casa es buen negocio?

Hay un dicho muy sabio con respecto al manejo del dinero que dice que no compre porque tiene la capacidad de hacerlo, compre porque tiene la necesidad de hacerlo. La mayoría de las veces cuando las personas reciben un aumento o encuentran un trabajo que les representa muchos ingresos, así también aumentan sus gastos pensando que necesitan aumentar su nivel de vida (y de gastos) al nivel de sus ingresos.

Usted puede comprar una casa para vivir en ella, en cuyo caso esto le representará no solo unos gastos mensuales en pago de servicios, sino también el pago anual de impuestos no solo por la propia casa sino por usted también poseer propiedades. Además de esto, debe pensar en el pago de la cuota mensual del préstamo que seguramente realizará el banco.

Es momento entonces de echar mano de la calculadora y mirar si realmente le es más rentable endeudarse tanto y por tanto tiempo por su propia casa o si es mejor seguir viviendo arrendado.

La otra opción es comprar vivienda como negocio. Es decir, comprar viviendas que se puedan valorizar en el tiempo, que durante ese tiempo le generen una renta por arrendarla y que le ayude a pagar los gastos de la misma y pasado dicho tiempo pueda vender para sacarle varios millones más de ganancia.

¿Comprar vehículo es buen negocio?

En el caso de los vehículos, sepa que un vehículo nunca se va a valorizar y antes le va a generar gastos. Los expertos consideran a los vehículos un pasivo, es decir, algo que no hace sino sacarle dinero de su bolsillo todos los días. La pregunta que debe hacerse es si realmente usted necesita un vehículo, si es una necesidad verdadera, o si tiene manera de sostener dicho vehículo si pierde su trabajo.

Lo inteligente sería que si va a adquirir un vehículo, que este lo use para generar ingresos distintos al trabajo. Es decir, no puede pensar que porque el vehículo lo lleva a su trabajo, entonces es un activo que le genera ingresos porque si no va a trabajar no recibe un sueldo. Recuerde que usted trabajo al menos 8 horas al día. Durante esas 8 horas ese vehículo no le generará ingresos.

Adquirir un vehículo es una inversión si lo usa para hacer domicilios de un negocio adicional que tenga o si lo alquila para otras empresas.

Recuerde que estamos hablando de créditos a unos cinco años en el caso de los vehículos y de 15 o más en el caso de las viviendas. Cuando usted realiza un crédito, trabaja para el banco, embarga a futuro sus ingresos y también se puede privar no solo de disfrutar de ese dinero en actividades que le satisfagan más, sino también de invertirlo en otros negocios o inversiones que le multipliquen su dinero a futuro.

Es importante que siempre que quiera hacer esta inversión piense para qué lo va a hacer, si es una necesidad real. Haga los números con la calculadora para ver si le es realmente rentable hacerlo y nunca se endeude a tan largo plazo si solo tiene de respaldo su empleo. Comience a hacer este tipo de compras cuando tenga una fuente de ingresos que dependa de usted o que sea propia y que en el tiempo haya demostrado ser fiable y le dé estabilidad. El trabajo es prestado: hoy está, mañana no sabemos.

Foto: Luxury Lifestyle, SportSuburban Garlinghouse,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *