¿Cómo escoger un buen curso de trading?

El trading es una actividad que cada vez gana más adeptos pues se están derrumbando todos aquellos mitos que estaban haciendo a la gente dudar sobre si realmente era una actividad rentable o más una actividad de esas que promocionan como una excelente forma de hacer dinero con el mínimo esfuerzo, pero que al final resulta ser lo mismo de siempre.

La actividad del trading funciona como cualquier otro negocio usted quiera emprender. Requiere de una inversión inicial que generalmente tiene que ver con una cuenta con la que usted puede realizar las operaciones, pero más importante aún, también con una formación que le recomendamos realizar antes de ponerse a hacer trading por su propia cuenta por más sencillo o fácil que le hayan dicho o le parezca que es esta actividad.

Ventajas del trading con respecto a otros negocios

  • Inversión inicial baja: solo debe invertir el dinero del curso de formación pues actualmente muchas personas están aplicando a fondos de inversión para abrir sus cuentas reales, por lo que no arriesgan su propio dinero para invertir. Tampoco debe invertir en un local, trabajadores, materias primas, etc.
  • Requiere mucho menos recursos: para hacer trading usted solamente requiere de una computadora y de una conexión a internet, por lo que lo puede hacer desde su propia casa.
  • Requiere menos tiempo: los traders profesionales y con buena experiencia invierten alrededor de una o máximo dos horas por las mañanas al trading, generando ingresos muy superiores a los que cualquier negocio tradicional podría generar en un día.
  • Pérdidas controladas y anticipadas: seguro habrás escuchado de alguien que perdió todo su dinero con el trading, pero hay que preguntarse si tenía un plan de trading para evitar o al menos reducir sus pérdidas. En el trading, sabes de antemano cuánto puedes perder diario, semanal, mensual o anual y si te apegas a tu plan de trading, no perderás más que eso. Si alguien perdió todo, era porque no tenía plan de trading o no lo cumplió a cabalidad.
  • Ganancias ilimitadas: cada trader decide cuánto quiere ganar. Algunos fijan cantidades exactas, otros simplemente dejan que el precio del activo se mueva cuanto tiempo sea siempre y cuando le siga generando ingresos. Un trader puede mantener abierta una operación por meses y generarle cientos de miles de dólares en ganancias.

Sigue leyendo