TLC con México entró en vigencia desde el lunes 1 de Agosto

Imágen: EFE

Durante su visita a México, el presidente de Colombia Juan Manuel Santos se mostró muy complacido con el renegociado Tratado de Libre Comercio (TLC) con México, tratado que había sido firmado hace 20 años y que las condiciones económicas actuales obligaron a renegociar. Este renegociado TLC entró en vigencia el 1 de Agosto de 2011 mientras el presidente se encontraba en el país del norte.

Colombia y México, puntualizó el presidente Santos, se han venido posicionando como unas economías fuertes y estables durante los últimos años y eso ha quedado demostrado en el hecho de que los bonos emitidos por Colombia y México son mucho más cotizados que los de los países del bloque económico del G-8 conformado por países como Rusia, España, Italia, Francia y Estados Unidos.

Una vez logrado el acuerdo entre los dos países viene entonces lo más importante, atraer la inversión de los empresarios mexicanos al país, para esto el mandatario colombiano afirmó que Colombia es un país de reglas claras y de muchas facilidades para aquellos que quieran invertir en él, lo que permite que los inversores extranjeros puedan desarrollar de manera menos limitada sus negocios. 

En este nuevo TLC el productor y exportador colombiano debe tener en cuenta que quedaron excluidos productos agrícolas como café, plátano, azúcar, tabaco y cacao, productos que son sensibles para la economía local de México. Sin embargo, se permitió el acceso limitado de productos lácteos y carne bovina, algo muy criticado por los ganaderos mexicanos que se quejan por la existencia de fiebre aftosa en este país, así como galletas, chicles, ácido  cítrico, citrato de sodio y calcio, aceite de palma, chicharrones para microondas y cigarrillos entre otros.

Por el contrario, los mexicanos podrán traer a Colombia productos como tráilers, remolques, poliestireno expandible, bebidas no alcohólicas, garbanzos, jugo de naranja, trigo duro, pavo y tomate entre otros productos.

Fuente: Dinero.com, El Espectador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *