¿Va a renunciar? Tenga en cuenta estos consejos

Renunciar es una decisión que para algunos puede ser muy difícil de tomar, especialmente por las obligaciones con las que tenemos que cumplir. Sin embargo, no hay nada más liberador y tranquilizante que dejar un trabajo que no te gusta ya sea porque no es lo suyo o simplemente por un mal ambiente de trabajo que termina por aburrirlo.

Todo en esta vida tiene sus modos y maneras de hacerlo y hay formas inteligentes de renunciar a su trabajo. Algunas personas no quedan muy bien con sus compañeros o jefes al renunciar y esto, aunque en el momento puede sentirse muy satisfactorio, puede terminar siendo algo que no le convenga más adelante.

A continuación compartiremos algunos consejos de algunos expertos sobre la mejor manera de renunciar a su trabajo:

Consejo #1: tenga opciones

Expertos recomiendan que no espere a renunciar para comenzar a buscar opciones laborales. Trate de mantenerse lo más que pueda en su trabajo mientras que al tiempo explora otras opciones laborales que lo satisfagan más. Renunciar sin tener opciones puede hacer que quede mal con sus obligaciones y arruinar su historial crediticio.

Una vez que tenga una opción laboral que le llame la atención y que la haya concretado, renuncie de la manera más formal posible pasando una carta de renuncia y evitando al máximo faltar el respeto o hablar mal tanto de sus compañeros como de sus jefes.

Consejo #2: dejar la puerta abierta

La vida da muchas vueltas y no sabemos cuándo tengamos que volver a pedir trabajo en la misma empresa. Por eso es tan importante que cuando renuncie a una empresa lo haga de la manera más formal posible, sin faltar el respeto, sin hacer señalamientos ni demostrando rencores o algo similar sin importar cuál haya sido el motivo de su renuncia.

Tampoco se trata de dejar pasar faltas de respeto graves, acosos sexuales u ofensas de ese tamaño, pero si el motivo por el que renuncia es, por ejemplo, porque no se aguanta a su jefe, simplemente escriba en la carta de renuncia que lo hace porque encontró una mejor opción para usted. Así dejará la puerta abierta para volver a dicha empresa más adelante si lo necesita.

Consejo #3: avise con tiempo

Generalmente cuando una persona toma la decisión de renunciar, no lo hace con el suficiente tiempo de anticipación. Lo ideal es que de aviso a la empresa al menos una semanas antes de dejar su trabajo de modo que la empresa pueda tomarse el trabajo de comenzar a buscar su reemplazante.

El día en que decida dejar su trabajo también es importante. Trate de que el día en que le informe a su jefe que va a dejar su trabajo sea un viernes pues hay más posibilidad que su jefe esté más relajado y no le interrogue sobre su decisión.

Consejo #4: avance de sus tareas

Dependiendo de su puesto, a usted se le habrá asignado unas series de tareas por cumplir. Es importante también dejar un informe detallado a su jefe de cómo van esos proyectos o tareas encomendadas, cuánto llevan de realizadas y que falta para que se completen. Esto deja una muy buena imagen de usted y habla de su responsabilidad con su cargo.

Consejo #5: quedarse más tiempo

Si usted ya ha decidido que definitivamente no quiere seguir en esa empresa, recuerde que usted no tiene la obligación de quedarse más tiempo que el que ha decidido permanecer. Algunos jefes suelen pedirle al empleado que va a renunciar que se quede un poco más de tiempo, que no lo deje en este momento, y de este modo alargan la estadía de un empleado aburrido con su empleo.

 

Consejo #6: no abandone el puesto de trabajo

Dejar abandonado su puesto de trabajo habla muy mal de usted como profesional y como empleado. Ese son el tipo de referencias que se terminan filtrando entre las empresas. Si bien por ley ninguna empresa puede dar malas referencias de un ex empleado, esto no significa que de una u otra forma se termine sabiendo por qué o cómo dejo la empresa.

Consejo #7: hágalo en persona

Si bien hay muchas maneras de comunicarse con su empresa, cuando vaya a comunicar su decisión de renunciar no lo haga a través de un email, de un mensaje de texto de WhatsApp. Procure hacerlo personalmente, ojalá exponiendo en una carta los motivos por los cuales renuncia pues esto también puede ayudar a la empresa a mejorar y sin ofender a nadie. Recuerde que la idea es dejar la puerta abierta.

Consejo #8: qué no decir

Puede que su jefe o compañeros le comiencen a preguntar cosas que lo podrían hacer quedar mal ante la empresa. Si le preguntan que si tiene un nuevo empleo, responda que está evaluando unas opciones que le aparecieron. Si le preguntan que si va a ganar más, responda que tiene que esperar a ver qué le dicen entre las opciones que tiene. Si le preguntan que cómo y cuándo consiguió un nuevo empleo, responda que simplemente lo llamaron a preguntarle si estaba interesado.

Trate de no revelar mucha información al momento de renunciar si tiene una nueva opción laboral porque no es bien visto por los ex empleadores que uno de sus empleados estuviera buscando trabajo mientras trabajaba para ellos.

Consejo #9: despídase y de las gracias

Para bien o para mal, las personas con las que usted trabajó influyeron en usted de alguna manera y le ayudaron a crecer, a ser más fuerte, a ser más paciente o a aprender a lidiar con ciertos tipos de personas que usted no soporta. Sin rencores, tómese el tiempo de despedirse de sus jefes y de sus compañeros el día que deje su trabajo y dele las gracias por la oportunidad. Es una manera de dejar la puerta abierta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *